Cambios en la frontera de EEUU asilo mas complicado y deportaciones expres 1536x864 1

Cambios en Política Fronteriza de EE.UU.: Asilo más Riguroso y Deportaciones Expeditas

La administración del presidente Joe Biden planea anunciar el jueves una serie de cambios significativos en la política fronteriza de Estados Unidos, con el objetivo de establecer criterios más estrictos para la evaluación inicial de solicitudes de asilo y para agilizar el proceso de deportación de migrantes que no califiquen para recibir asilo.

Según reportes de varios medios estadounidenses, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) estará detallando las nuevas regulaciones, diseñadas para abordar de manera más eficiente y segura las solicitudes de asilo, especialmente aquellas presentadas por migrantes con antecedentes penales o que no cumplen con los requisitos legales establecidos.

Bajo la nueva normativa, los oficiales de inmigración tendrán la autoridad para rechazar solicitudes de asilo en la frontera si determinan que los individuos representan una amenaza para la seguridad pública o nacional, o si no cumplen con los criterios legales para recibir asilo. Esta medida busca facilitar la toma de decisiones inmediatas sobre deportaciones en casos claros de inelegibilidad para el asilo, eliminando así la necesidad de un proceso judicial prolongado que actualmente congestiona los tribunales de inmigración en todo el país.

Este cambio en la política llega en un momento crucial para Biden, quien enfrenta importantes desafíos políticos a medida que se acercan las elecciones presidenciales de noviembre, donde la migración ilegal es una preocupación constante para los votantes.

La nueva regulación tiene como objetivo disuadir a futuros migrantes de intentar cruzar ilegalmente la frontera con la esperanza de obtener asilo, reduciendo así las posibilidades de permanecer en Estados Unidos mientras se resuelven sus solicitudes.

Según una conversación del periodista Mario J. Pentón con el abogado Mayron Gallardo, se anticipa que estas nuevas restricciones modificarán la forma en que se solicita el asilo, otorgando mayor autoridad a los oficiales de inmigración para llevar a cabo deportaciones expeditas.

“Esto significa que si los migrantes no pasan la entrevista de miedo creíble, serán deportados rápidamente, lo que representa un cambio significativo con respecto a la práctica anterior, donde muchos migrantes eran liberados en territorio estadounidense mientras se procesaban sus casos”, señaló Gallardo.

Además, Gallardo advierte que la administración ahora cuenta con más herramientas para deportar rápidamente a aquellos migrantes que puedan ser considerados un riesgo para la seguridad pública o nacional, incluyendo a individuos con antecedentes criminales o asociados con actividades consideradas peligrosas por las autoridades estadounidenses.

Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *