fotonoticia 20240425125718 690

Macron llama a salvar una Europa que «puede morir» y aboga por una Defensa europea «creíble»

MADRID, 25 Abr. (EUROPA PRESS) –

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha llamado a no dar por sentada la construcción europea erigida en las últimas décadas porque «Europa es mortal, puede morir» si no se actúa de forma rápida y decidida para avanzar en cuestiones clave para desarrollar la autonomía estratégica, entre ellas «una Defensa europea creíble».

Macron ha regresado este jueves a la Universidad de La Sorbona para actualizar, durante más de una hora, su visión sobre el futuro de la Unión Europea, en un momento clave por la inminencia de las elecciones. «La batalla no está ganada», ha expuesto el mandatario galo, advirtiendo de un «riesgo inmenso» para el futuro continental de cara a la próxima década.

«Europa tiene dudas sobre sí misma, no se quiere y hasta concibe su decadencia», según Macron. Pero «seguimos construyéndola a pesar de todas las dudas que podamos tener», anteponiendo cuestiones como «la libertad y la justicia» para contener a lo largo de la historia el «totalitarismo», ha resumido ante la plana mayor de su Gobierno y representantes diplomáticos de países de la UE.

El respeto al Estado de derecho sería clave, «porque Europa no es una ventanilla de banco a la que uno acude a pedir dinero sin respetar sus principios», ha agregado, dentro de una simbólica alocución en la que ha defendido el mecanismo que condiciona el desembolso de fondos al respeto de ciertas garantías democráticas.

De cara al futuro, la «soberanía europea» será clave, en palabras de Macron, que ha aplaudido por un lado la unidad lograda durante la pandemia de COVID-19 o para hacer frente a la invasión rusa sobre Ucrania y, por otro, ha esbozado márgenes de mejora para, por ejemplo, «revisar el modelo de crecimiento», ya que el actual no sería «sostenible». Atisba «un nuevo paradigma» en el que la descarbonizacion de la economía no se entienda como un lastre al crecimiento.

Gran parte de su discurso ha estado dedicado al ámbito de la Defensa, ya que considera que la UE actúa «demasiado lento» y no es «ambiciosa» en un contexto de «rearme generalizado en el mundo». En este sentido, ha apuntado que Rusia es un «vecino agresivo», y la «fragmentación» en el seno de los Veintisiete es a día de hoy una «debilidad».

Para contrarrestarla, ha propuesto reforzar las capacidades de Defensa, con una «preferencia europea» en la compra y la intervención del Banco Europeo de Inversiones (BEI), al tiempo que ha planteado la disuasión nuclear como «un elemento estratégico» a tener en cuenta.

«NO HAY SOBERANÍA SIN FRONTERAS»

Espera, además, una «verdadera coordinación» europea en materia de inmigración, que tenga en cuenta a países de origen y de tránsito. Francia se sitúa dentro de este flujo como «país de movimiento secundario», en la medida en que los migrantes no entran de primeras en territorio galo.

Macron ha aplaudido el Pacto sobre Migración y Asilo, aprobado este mismo mes en la Eurocámara, en la medida en que dota a los Estados miembros de «control» en sus fronteras –«no hay soberanía si no hay fronteras», ha señalado–, y ha denunciado la «ineficacia» de las políticas de expulsión, con una crítica velada a gobiernos como los de Reino Unido que buscan trasladar a los solicitantes de asilo a terceros países.

AUTONOMÍA

El inquilino del Elíseo busca un continente cada vez menos dependiente de actores externos e incluso ha hecho un alegato en favor del «hecho en Europa», con ambición industrial y capaz de consolidarse como referente en sectores punteros para el medio plazo como puedan ser las nuevas tecnologías, la inteligencia artificial o el espacio.

Quiere, además, «reglas claras» en materia comercial, para por ejemplo impedir que entren desde fuera de la UE productos que no cumplen los criterios que se aplican a nivel interno, un aspecto que ya fue objeto de especial debate a raíz de la reciente ola de protestas de agricultores y de las negociaciones relativas al acuerdo comercial con los países del Mercosur.

«El enfado de los agricultores no era contra Europa, saben que hay 10.000 millones de euros en ayudas. Estaban enfadados por el exceso de regulación, por las normas aberrantes», ha argumentado.

El discurso ha coincidido con el último pleno de la legislatura para la Eurocámara y la oposición ha acusado a Macron de actuar por intereses electoralistas. Los sondeos de intención de voto coinciden en señalar como favorito para los comicios de junio a Agrupación Nacional, baluarte de la ultraderecha y que aspira a reeditar la victoria obtenida en las elecciones de 2019.

Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *