unnamed 2 1

La Realidad del Salario Medio en Cuba: Entre la Inflación y la Sobrevivencia Diaria

La reciente publicación del salario medio «nominal» en Cuba para el año 2023, sin ajustes por inflación, abre un debate sobre el verdadero poder adquisitivo de los trabajadores en la isla. Mientras que, según cifras oficiales ajustadas a la inflación, el salario medio «real» en 2023 habría aumentado un 20% en comparación con 2020, análisis basados en los datos sobre precios de la Economist Intelligence Unit indican que este salario, en términos reales, sería aproximadamente la mitad de lo que era en 2020.

La disparidad en estas cifras muestra cuán lejos puede estar la percepción oficial de la realidad económica cotidiana de los cubanos. Tomando como ejemplo concreto, este salario en muchas ocasiones apenas alcanza para adquirir dos cartones de huevos al mes, un reflejo palpable de la disminución en la calidad de vida y la capacidad de compra que enfrentan los ciudadanos.

La metodología de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI) de Cuba, que consiste en publicar cifras nominales sin ajustarlas por la inflación real, ha sido criticada por economistas. Estos argumentan que, en un contexto de inflación elevada como el que experimenta Cuba, dicha práctica hace que los datos sean relativamente irrelevantes para un análisis económico significativo y para la toma de decisiones informadas por parte de los trabajadores y planificadores económicos.

La preocupación de que las cifras oficiales podrían estar subestimando la inflación real añade otra capa de complejidad al problema. Este subregistro no solo distorsiona la comprensión de la evolución económica del país, sino que también impacta negativamente en la planificación económica y en el bienestar de la población.

La situación actual subraya la urgencia de adaptar los métodos de cálculo y de reporte a la realidad, y la necesidad de ofrecer información más transparente y precisa. Solo así se podrá entender completamente el impacto económico en la vida diaria de los cubanos y formular políticas adecuadas que respondan a sus verdaderas necesidades económicas.

Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *