Huracán Beryl roza la Península de Yucatán

Huracán Beryl deja leves daños en la Península de Yucatán: Lluvia, inundaciones y algunos desperfectos materiales

El huracán Beryl, que tocó tierra mexicana como categoría 2 en la madrugada del viernes, afortunadamente no provocó víctimas fatales ni heridos a su paso por la Península de Yucatán. Sin embargo, sí se reportaron daños materiales considerables en algunas zonas, principalmente en los municipios de Benito Juárez (Cancún), Solidaridad (Playa del Carmen), Cozumel y Mérida.

Lluvias e inundaciones

Las fuertes lluvias asociadas al ciclón provocaron inundaciones en varias zonas de las ciudades mencionadas. En Cancún,las avenidas principales se vieron rebasadas por el agua, causando caos vehicular y obligando a las autoridades a cerrar algunas calles.

En Playa del Carmen, la situación fue similar, con calles inundadas y daños en comercios ubicados en zonas bajas. En Cozumel, la marea alta afectó el malecón y algunas viviendas costeras.

Daños en la infraestructura

Además de las inundaciones, el paso del huracán Beryl también provocó daños en la infraestructura urbana. Se reportaron caídas de árboles, techos dañados, señales de tráfico derribadas y carteles de negocios afectados.

n

Respuesta de las autoridades

Las autoridades locales y estatales han estado trabajando desde el primer momento para atender la situación. Se han desplegado equipos de emergencia para limpiar calles, retirar árboles caídos y evaluar los daños.

Llamado a la precaución

A pesar de que el huracán Beryl ya ha dejado la Península de Yucatán, las autoridades recomiendan a la población permanecer alerta, ya que las lluvias podrían continuar en los próximos días.

Es importante evitar zonas con riesgo de inundaciones o deslaves, no salir a la calle si no es necesario y tomar precauciones ante posibles cortes de luz.

n

Temporada de huracanes

Cabe recordar que la temporada de huracanes en el Atlántico aún no ha terminado, por lo que es importante seguir las medidas de prevención para evitar riesgos.

Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *