fotonoticia 20240607140753 1200

Felipe VI: Diez años en el trono marcados por el intento de restaurar la imagen de la Corona

El 19 de junio de 2014, Felipe VI se presentó ante las Cortes Generales con un discurso que resaltaba la «ejemplaridad», un principio que ha buscado reforzar durante sus diez años de reinado. Según reporta Europa Press, su objetivo principal ha sido recuperar la confianza en la Corona, severamente afectada por los escándalos que involucraron a su padre, Don Juan Carlos, y otros miembros de la Familia Real.

Desde su proclamación, Felipe VI ha emprendido numerosas iniciativas para promover la transparencia y la integridad de la monarquía. En 2023, el monarca tomó la medida sin precedentes de divulgar su patrimonio personal y de publicar una lista de todos los regalos recibidos en el ejercicio de sus funciones. Además, ha sido un firme defensor de la Constitución y de la unidad de España, reafirmando constantemente que el Rey debe «ser símbolo de la unidad y permanencia del Estado», manteniendo una «neutralidad política».

Su insistencia en la «cercanía con los ciudadanos» y en que la Corona «debe ganarse continuamente su aprecio, respeto y confianza» ha sido una constante en su discurso, al igual que su compromiso con la «ejemplaridad» de quienes ocupan cargos públicos.

En el plano personal, Felipe VI redujo los miembros oficiales de la Familia Real a él mismo, la Reina Letizia y sus dos hijas, además de los eméritos, implementando también restricciones sobre los viajes y los regalos que pueden aceptar los miembros de la realeza. En 2015, retiró el título de duquesa de Palma a la Infanta Cristina, marcando una clara distancia con respecto a los escándalos que la rodeaban.

El distanciamiento de su padre fue otro momento crucial de su reinado. En marzo de 2020, al inicio de la pandemia de COVID-19, el Rey renunció a cualquier herencia que pudiera corresponderle de Don Juan Carlos, quien poco después se mudaría a los Emiratos Árabes Unidos. Las investigaciones judiciales contra el emérito por presuntas irregularidades financieras también plantearon desafíos significativos, aunque finalmente las causas se cerraron sin mayores consecuencias.

La cuestión de Cataluña ha sido otro tema predominante en estos diez años. Felipe VI ha mantenido una postura firme en defensa de la unidad de España, especialmente después del referéndum de independencia catalán de 2017. Su discurso del 3 de octubre de ese año, en el que criticaba la «deslealtad inadmisible» de los líderes independentistas, marcó un momento decisivo, aunque controversial, de su reinado.

A medida que se acerca el aniversario de su década como Rey, Felipe VI sigue enfrentando el reto de equilibrar las expectativas de modernización y transparencia con las tradiciones de la monarquía española, en un esfuerzo por fortalecer su legado y el papel de la Corona como símbolo de unidad nacional.

Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *