vega grande pollera 856x525 1

Ensayo Clínico de Vacuna Avícola en Sancti Spíritus

Ante una crisis avícola prolongada y exacerbada por la escasez de recursos, el Gobierno de Cuba ha lanzado un ensayo clínico con una vacuna de producción nacional en Sancti Spíritus. Este proyecto se desarrolla en las unidades de reemplazo avícola en Cabaiguán y Jatibonico, donde se vacunan pollos desde el día de su nacimiento, en un intento de establecer una alternativa a las importaciones de vacunas, que se han visto severamente limitadas por las restricciones económicas del país.

Alieski Quesada Molina, director de la Empresa Avícola de Sancti Spíritus, ha manifestado que la implementación de esta vacuna cubana busca alcanzar la soberanía en un sector crítico que tradicionalmente dependía de importaciones. Aunque los resultados preliminares del ensayo sugieren una respuesta positiva, el enfoque del gobierno sobre esta crisis puede percibirse como una solución parcial que no aborda integralmente los problemas subyacentes.

La realidad en el terreno es crítica: los brotes recientes de influenza aviar han puesto en alerta a toda la industria, mientras que la falta de alimentos adecuados para las aves ha llevado a una dramática caída de más del 50% en la producción de huevos, un alimento básico para la dieta cubana. El año pasado, la falta de piensos, exacerbada por dificultades financieras para adquirir materias primas, puso en evidencia las profundas deficiencias de la infraestructura avícola del país.

Este ensayo clínico, aunque un paso hacia la autosuficiencia, refleja una estrategia que puede ser vista como insuficiente frente a los desafíos estructurales que enfrenta la industria. Los expertos sugieren que la solución a la crisis avícola cubana requiere de un enfoque más holístico que no solo incluya el desarrollo de vacunas, sino también una mejora en la gestión de recursos, inversiones en infraestructura y un cambio en las políticas que permitan una respuesta más ágil y efectiva a las necesidades inmediatas del sector.

Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *